Monday, July 25, 2016

One hundred and eight years ago the "land of the free" invaded the island where I was born, took it from Spain and made it their colony, and when the UN said colonies were not cool anymore, they made it a Hollywood star and said it was no colony, it was a Commonwealth with its own sovereignty for God's sake (with the help of local politicians)!!.

Hooreeey!!! Ching, ching pic, pic! PR was all that Cuba wasn't after Fidel! Ching, ching, pic! pic! But Hollywood actors are persons full of make-up and now the US said "time to wash yourself, you do what we tell you to do". A named-junta or group of people will now decide over the elected government where the money should go in favor of bond holders to solve the economic crisis above the needs of the people living in the island. People who believed the Red Carpet walk are surprised, but many knew that we have been a colony of "the land of the free" since 1898 (118 effing years ago and counting), to the point that 38 years ago (also this exact day), two students who supported independence for the island, were framed and killed as terrorist, shot point blank on their knees on a fake terrorist attempt by the police while the pro-statehood governor proclaimed the killers as heroes. There was nothing on their backpacks, no bombs, no guns, they died in the name of the USA, "the land of the free", just for believing that the island should also be free. No justice for them, along with the many killed under those 118 years who supported independence, but the USA still likes to say they are the land of the free and promote wars in the name of liberty while they have colonies (not only PR), have killed many that fought for freedom and still has imprisoned a Puertorrican political prisoner since 1981 (Oscar López Rivera). Freedom is not a word, is an ideal that we all need to support, for the USA, for the people living there, and for everyone in their respective countries. It is an Utopian statement, I know, but one to live by. "The land of the free" needs to be more than a slogan.

Sunday, July 24, 2016

Shadows of Doubt

Shadows of Doubt
(a short story)

She told him she was there. It was hard to believe. She had sent me a previous message. She said she was on her way. She knew where I was. Stupid Twitter. I vented out waiting in the hall while someone snorted coke and #thefuckingplace. And she knew then. She convinced her friends.

This wasn’t new. There was a flirting going on and it was going on for a while. All on the screen. Now she was here. Flesh and bone. So I was nervous. I dreamt of actually meeting with her. But she was married, had a kid. I didn’t care that much, I was under…some sort of spell? I wanted her, wanted to be with her. And so did she, so here she was, flesh and bone, both listening to the whispers of lust. Everything was valid. Every excuse to write before, any excuse to go beyond. Just this night. Just tonight.

She was here. It was my chance. I was scared, I was nervous; I wasn’t expecting the night to turn out this way, to show me her face for real. I went there just to hang out with some friends. But now that she was there I had to see her. She send me a message. She saw me. She asked if I got the blue shirt. I replied. Yes. My friends started to ask why I was texting and why I suddenly got that naughty smile. There’s…a business I need to take care of…that’s what I said, I think. Stupid, I know, but I had nothing better to explain without giving any details. And hell no, I was not giving any details! This was mine! My story!

So I went inside the bar and met with her. Face to face. No Facebook, no Twitter, no texts. Flesh and bone. And…after some words, I told her I should leave, the train was coming. And odd excuse I know, but I knew I had to leave. She teased. I told her she was a bad, bad girl, but she just laughed. She said she wasn’t supposed to be there but that she did make the first step. I know, I said, and then I ran. I didn’t want to. I wanted to stay there and be bad with her, but the shadows of doubts danced with me a little. Is she just a big tease? I think she is. So I doubted her words….

Without words everything turns cold. But doubt remains… and bone turns to ashes in the air, a whisper of what never was. I know, right? Stupid.

Friday, April 03, 2015

Getsemaní


Camilo Sesto es uno de esos gustos heredados de los padres que tuvo que madurar en mí. Ellos me amamantaron con esa música que yo odiaba de niño y de adolecente por ser tan soberanamente cursi, sin decir passé, pero uno crece y pues una mezcla de nostalgia y de cursilería cambia el lado de la moneda y gustos que se odiaban se suman al museo mientras cosas que uno escuchaba de niño se tiran a la basura. Aun así, no es que me gusten todas las canciones del cantante pop español de los 70 y 80, pero las que me gustan son para cantarlas esgalillao’, con humo de fondo y si hay que sacar el cadenón se saca.

Una de mis canciones favoritas de Camilo Sesto es “Getsemaní”. La canción forma parte de su disco sobre “Jesucristo Superstar”, tú sabes, ese intento de llevar la vida del mesías de muchos a Broadway. Esa canción, cuyo subnombre es “oración del huerto”, retrata el momento en el monte donde se espera el llamado fin de la profesía, o sea, la muerte. Todo elemento de la canción forma parte del espectáculo, desde los cambios de tempo en la música hasta la forma de interpretar la canción. Camilo actúa dentro de ella y se puede percibir el dolor de un hombre atormentado que sabe lo que se le viene encima pero aun así quiere confirmarlo todo en su oración una última vez:
“Si he de morir que se cumpla todo
Dime si mi vida con la muerte he de cumplir.”
Ya en esas líneas se propone una duda. ¿Estamos seguros de que no hay otra forma? De hecho, luego añade:
“Quiero saber Señor con morir qué voy a conseguir.
Dime porque quieres que me claven en su cruz.
Me enseñaste el como, el cuando pero no el porqué.”
En esa oración de un hombre frente a su muerte no solo se propone una duda, sino se cuestiona “por qué quieres que me claven en su cruz”. De nuevo, ¿no hay otra forma? Y luego se cuestiona la profesía, se sabía todo menos la razón, una razón que nunca se puede justificar con clara coherencia aun ante el más creyente, aun cuando celebren y consideren necesario esa muerte y agradezcan el “sacrificio” del cordero por los pecados de vaya usted a saber.

Lo que me fascina de la canción es que muestra a un hombre, no un mesías, no un dios ni hijo de Dios, sino un hombre que sufre, que padece, que duda, que cuestiona a su dios. Duelen sus palabras, y su dolor se trasmite cuando dice:
“Yo tenía fe cuando comencé.
Ahora estoy triste y cansado
Mi camino de tres años me parece que son 30”.
Se trata de un dolor que cansa por el peso de lo que se espera, nada más y nada menos que ser aquel en que muchas personas cifrarán sus esperanzas. Separemos eso de la idea religiosa y la canción nos conecta inmediatamente con la presión que uno siente al vivir por ser humano, por ser hombre o mujer e interpretar el papel que se espera de esa persona: padre, madre, hijo, hombre, mujer, familia, raza, cultura, empleado, etc. Tarde o temprano se va a estar triste y cansado y se va a cuestionar el por qué de todo.

Como mencionara anteriormente, la música acompaña ese sufrimiento cambiando de tiempos en varias ocaciones y hasta se lanza a un vacío sicódelico setentoso cuando en la letra se implora a gritos “cuando muera, por favor, mira mi muerte!” Ese vacío musical es el vacío del final, del caer, del clamar que la vida haya servido para algo. Vivir no tiene sentido si uno no puede gritar su muerte en el salto final.

En todo ese dolor de la canción se desnuda al hombre de toda religión y se muestra a un hombre de carne y hueso en su dolor de estar vivo y de saberse muerto, porque vivir es saber que en algún momento viene el momento de morir, de exaltar esa muerte entre madera para recalcar lo que se fue, lo que se quizo ser, lo que será en la memoria. Es en esa conección que la canción pasa de ser la historia de Getsemaní a ser la historia de cada uno de nosotros, es ahí que pasa a ser la canción de nuestra duda, del dolor de estar vivos, del cuestionar el fin y del gritar la muerte para reclamar la vida vivida.

https://www.youtube.com/watch?v=zvRWT-9UXTQ

Monday, March 23, 2015

Breve reacción a la reacción sobre Lúgaro


Me ha soprendido la mucha cobertura de la candidatura de Lúgaro, no sé si es por eso de ser a gobernadora independiente, por ser mujer empresaria de familia de recursos, o qué. Me ha soprendido porque en la partidocracia, ni ella tiene posibilidades de ganar, ni pudiera gobernar en el caso hipotético de ser electa. Hoy mismo a Bernabé, líder de un partido pero de minoría, lo dejaron hablando solo en las ponencias del IVA en el senado. Sin embargo, todo el mundo sigue hablando y criticando a la empresaria.


Dentro de su imposibilidad de ser electa, su candidatura es buena en el sentido de que siga exponiendo voces alternas a la Palva (y voces alternas al PIP), y si generan debate mucho mejor (aunque le resta votos a los partidos nuevos). Sin embargo, aun los que están debatiendo sus "ideas" parecen hacerlo con rabia. No hay más que pasar revista por algunos status en las redes sociales y ver la entrevista de Eliezer Ramos para ver cómo con la excusa de "se tiró a la política pues la política es sucia" (no, sucio es usted por usar artimañas, levantar la voz y no dejar hablar) la trata como si fuese su padre o con la guapería de barrio que utiliza Rubén Sanchez, que de periodista tiene lo que yo tengo de matemático. La diferencia es que Rubén usa su guapería con todo el mundo porque es lo que le vende su show pero Eliezer? La excusa de que ella habla malo o de que "así es la política" no basta, ya que estoy cansado de ver cómo a candidatos de partidos en el poder, hombres y mujeres (Jenniffer González, Carmen Yulín), los dejan decir lo que les venga en gana sin cuestionarles nada y contribuyendo a la desinformación. Vea los reportajes sobra el IVA en los canales privados y tiene ejemplos. Pero a la que no tiene maquinaria de partido la tratan como basura con la excusa de que "pues que aguante". Demás está decir que es lamentable que algunos validen ese tipo de espectáculo mediático para justificar su reserva ante la candidata. No hablen entonces de cambios cuando la crítica aplaude lo que sea. Tampoco esperen cambios cuando dedican su atención a atacar aspiraciones independientes mientras cambian la mirada a los que sí tienen millones apoyando su candidatura y que proponen mucho menos, y que de seguro resultan electos. Y que conste, no digo que no se critique lo que haya que criticar pero hay una diferencia entre eso y la fiebre de apoyar o atacar a dientes en dos días a Lúgaro. Pasado mañana ella será periódico de ayer como en la canción de Lavoe, pero en medio de la bomba de humo usted dejó ver su costura.

Sunday, March 01, 2015

Te he buscado en la noche milenaria

Te he buscado en la noche milenaria
que devoró a Kant y a Marco Bruno,
en el mar y su furia legendaria,
en la Biblia y hasta en un son montuno.

Debo confesar que te he soñado
en la confusión de vastos urinarios,
en el callejón con su horror desamparado,
en un parque y en cien mil balnearios.

Repitiendo mil sandeces te he buscado
auscultando los cuerpos y los rostros
entre estruendo de injurias y anatemas.

Y finalmente te he encontrado:
eres la soledad ante la cual me postro
para que surja el argumento de mis poemas.

-Reinaldo Arenas

Monday, November 10, 2014

Breve reacción a la reforma electoral que el PPD quiere aprobar a la ligera



El PPD, desde su fundación, fue eje de traición y de tratos a oscuras que atentaban con
la democracia, mientras se maquillaban el rostro con "pan, tierra,
libertad. Desde su fundador, que traicionó su ideal y pactó con el diablo a
cuesta de que lloviera dinero yanqui en la isla, que persiguió y fue cómplice
de asesinatos y experimentos en líderes de la oposición como Albizu, el PPD
siempre hablaba de democracia mientras hacía todo para perpetuarse en el poder
y atentar contra esa misma democracia, consiguiéndolo hasta hace poco. Cada uno
de nosotros tiene un familiar que se cambió al PNP en plena época de LMM ya que
alguien fue perseguido por ser del partido opositor, que fue despedido o puesto
a hacer trabajos a menos por razones políticas. Eso y la propaganda del cuco de
la independencia alimentó al PNP hasta hacerlo el partido mayoritario en la
isla donde el miedo y la ignorancia son la orden del día. No es de extrañar la
estacada a la democracia que le quiere dar el mismo partido que hablaba de
inclusión de los nuevos partidos y ahora les cierra las puertas para perpetuar
el bipartidismo. No es de extrañar que vengan con una retórica barata para
maquillar que, dis que para ahorrar dinero al gobierno en la campaña electoral,
propongan que los partidos sean capaces de atarse las manos con los inversionistas.


Esto es empresarios con Rosselló parte 2. De hecho, el PPD olvida que su
gobernadora, Sila Calderón, implementó las donaciones a los partidos
precisamente para reducir las inversiones de manos privadas ya que abrieron la
puerta a una ola de corrupción sin precedentes durante la administración de
Pedro Rosselló. Y es que si el millonario invierte en tu campaña le debes
favores que tienes que cumplirles. En otras palabras, el político ya no se vale
de la voz del pueblo que representa sino de los intereses privados de unos
pocos. Es lo mismo que ha corrompido la democracia en EEUU y ahora el PPD le
abre la puerta descaradamente para asegurar su silla en la mesa. ¿A costa de
qué? ¿Qué va a pasar cuando regrese al poder el partido que cuenta con más endorsos?
¿Dónde quedan las voces minoritarias que reten los intereses de esos pocos?
Sabemos que esos interesados no van a apostar a partidos nuevos, o ni siquiera
al partido que se ha creído amo y señor de las minorías sin dejar a nadie
entrar más allá de los mismos de siempre (un saludito a Berríos y su
presidencia bajo nombres fatulos).

Esta reforma es la gota que rompe la copa. Pero de nuevo, esta supuesta reforma solo
refleja lo que siempre ha sido el PPD en un intento desesperado por devolverle
el pulseo al PNP ante la fuerza que dejaron en el gobierno con gente atornillá
más allá de lo expresado en las urnas. Luego tienen la fuerza de cara de hablar
de ser el partido de la gente y de decir que la ley no fomenta la corrupción si
el político es decente. Yo me pregunto si AGP se cree sus mentiras y es tan
iluso o si simplemente tratar a la gente como idiotas ya la sale natural. Me
pregunto si él cree que engaña a alguien, porque ni los fans de su partido le
creen ya. Finalmente, me pregunto si es hora de que el pueblo se levante ante
los atropellos de los dos partidos mayoritarios y clamen por una verdadera
democracia, más allá del chequesote de los dos o tres que en realidad gobiernan
a la isla y no pierden elecciones porque ni corren. .....sigh…


PD. Que decepción Ángel Rosa….imagino que aplica aquello de que uno no cambia al
diablo, el diablo cambia a uno.

Sunday, September 14, 2014

Magic in the Moonlight




Blue Jasmine fue una nueva obra maestra en el largo repertorio de Woody Allen. Aquellos que seguimos al director sabemos que, a una película por año y dado su patrón, su próxima película no debe ser la gran cosa (Midnight in Paris, You Will Meet a Tall Dark Stranger, etc.). Se puede asegurar que las películas que le sigan van a ser o malas, o medianamente mediocres, o buenas pero “light”. Claro, medianamente mediocre es, en el caso de Allen, un nivel superior a cualquier otra película, especialmente para los fanáticos de este nihilismo emborrachado con existencialismo que hace que cualquier filme del director sea peculiar, por más ligero que sea. Dicho esto, Magic in the Moonlight es una película para ver, especialmente si eres de los que disfruta hasta las películas más flojas de Woody Allen, no que éste sea el caso.

Situada en la década del 20, Magic in the Moonlight es la historia romántica de cómo un mago nihilista se obsesiona con una genio vidente. Stanley (Colin Firth), mejor conocido como Weing Lee Soo, es un mago lleno de artificios y de trucos pero que solo cree en lo que ve. Invitado por su amigo y colega Howard (Simon McBurney), el protagonista se empeña en desenmascarar a Sophie (Emma Stone), una joven vidente que ha logrado pasar como real por todos los que la han tratado de desenmascarar. El empeño responde a una cruzada por parte del ilusionista inglés, experto en desenmascarar a cada uno de los fraudes que se hacen pasar por videntes para demostrar que no hay un más allá y que esa esperanza es mero truco de magia, por más que él quisiera creer que existe algo más.

La película parece un tanto desbalanceada desde el principio. Colin Firth, ganador de un Oscar por mejor actor y británico acostumbrado a brillar en su actuación, opaca totalmente a Emma Stone, que más allá de The Amazing Spider-man no ha hecho gran cosa. Ok, ok, ella sale en The Help y en Zombieland (hell yeah!), pero fuera del primer caso todos sabemos que una película blockbuster del hombre araña o una comedia paródica sobre zombis no necesita de grandes dotes de actuación. Farrell hace tremenda encarnación de Woody Allen (porque siempre hay un alter-ego del director aun cuando él no aparezca en pantalla), pero Stone hace tan mala actuación que a veces hasta duele, aunque uno siempre se queda con la duda de si es parte del chiste del director…lo más probable. Fuera de la actuación de Farrel es la tía Vanessa (Eileen Atkins) el personaje que se roba la película tras bastidores y quizás sea ella el personaje más interesante.

El género de la película hace que por momentos uno dude si se trata de un intento del director de acoger un poco ese mundo metafísico del que siempre se ha burlado. Digo, hasta la persona más cínica puede ver sus rodillas flaquear en algún momento. Aun así Magic in the Moonlight sigue teniendo la firma de Wood Allen de principio a fin, por lo que el desbalance se traduce en ese rechazo posmoderno de cualquier respuesta definitiva que siempre ha marcado el trabajo del director desde sus primeras películas. No hay tal cosa como razón por encima de todas la cosas y el amor sirve de excusa para abrir la puerta a poner en duda la llamada razón, para abrir una página en blanco de cosas por escribir, de nuevas interrogantes, de magia por suceder, de cosas que simplemente no tienen sentido y no se pueden explicar pero que aun así suceden todo el tiempo.

Magic in the Moonlight promete un poco de esa magia de ver una buena comedia romántica, o de ver una comedia “light” de Woody, o de escuchar un guion que a veces parece surreal, o de gozar de personajes tan geniales como Vanessa. Se trata de poco más de hora y media de disfrutar este montaje artificial de unos tiempos que parecían ser más blanco y negro, pero como trucos de magia, escondían muchas cosas detrás de los espejos.